Verdés, más de 80 años especializados en la extrusión de arcilla

La extrusión es el último proceso de la fase de preparación y moldeo que se realiza a la arcilla para obtener el producto deseado, ya sea un ladrillo caravista, un perforado o una teja.

Hace más de 80 años que Talleres Felipe Verdés puso en funcionamiento su primera extrusora aunque el diseño inicial de las extrusoras no incorporaba las bañeras, así como tampoco la cámara de vacío.

Esta máquina basaba su funcionamiento en el principio del Tornillo de de Arquimedes, donde a  partir de la rotación de un eje sinfín, se transportaba la arcilla a través de un tubo de sección variable para finalmente  extruir la arcilla a través de un boquilla.

Con el tiempo, se fueron incorporando otros elementos como el cuerpo de amasado hasta que en 1967 se fabricó la primera Monobloc que aportó notables ventajas de accesibilidad, mantenimiento y, sobre todo, un menor coste de adquisición y de consumo energético.

Más tarde, a inicios de los años 90, se lanzaron al mercado los modelos de extrusora Combi. La principal novedad fue la independencia que se otorgaba al conjunto bañera respecto al conjunto cuerpo de extrusión.  Este modelo aumentaba las prestaciones de las extrusoras hasta ese momento, permitiendo optimar el consumo energético del equipo. La aparición de este modelo coincidió con las primeras aplicaciones de los variadores de frecuencia.

Desde entonces,  tanto los modelos Monobloc como Combi han seguido evolucionando sin perder su principio fundamental de funcionamiento.

Las extrusoras Monobloc se caracterizan principalmente por ser máquinas con un diseño compacto y eficiente, donde el proceso de amasado y extrusión está conducido por un único motor.  El reductor de ejes paralelos y  engranajes helicoidales es de diseño propio y  gobierna los 3 ejes principales de amasado y extrusión, aportando el sincronismo necesario para una perfecta extrusión.

Extrusora VerdésLa gama de Monobloc va desde una extrusora de laboratorio con hélices de 75mm de diámetro hasta la gama con hélices de 700mm, alcanzando producciones de 45 m3/h.

En el 2013, Talleres Felipe Verdés lanzó la nueva gama de extrusoras Magna que presenta  una serie de mejoras incorporadas al modelo Combi y que, pasados ya un par de años, nuestros clientes han valorado muy positivamente.

Todas estas modificaciones estaban enfocadas a mejorar la eficiencia del equipo y a optimizar las tareas de mantenimiento a realizar:

  • Nueva geometría de las palas
  • Mejora acceso a la cámara de vacío
  • Protectores cuerpo de extrusión sin taladros pasantes
  • Incorporación de sensores eléctricos de presión
  • Facilidad de desmontaje de los elementos de desgaste

Ahora, todas estas mismas modificaciones han sido introducidas a las extrusoras Monobloc, cerrando la gama de extrusoras de Talleres Felipe Verdés y aportando un último salto cualitativo a estos equipos.

Extrusora Verdés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *